A por ello «Guajes»

image

Algunos de vosotros es posible que sepáis acerca de mi pasión por el fútbol, y que soy Asturiana. Juntando estas dos cosas, supongo que podréis deducir mis ganas de que, dentro de algo mas de 24 horas, Gijón entero esté celebrando la victoria y permanencia del Sporting de Gijón.

No merecen la permanencia por ser un equipo grande, con las estrellas del momento, o por tener un gran presupuesto, pero si por sus ganas, por su garra, sus jugadores, todos sus miembros y por su afición.

Desde mi humilde blog animo a los guajes, porque todo ánimo es poco. Les empujo a seguir y a luchar durante 90 minutos más, a dejarse la piel en el campo como siempre hacen, llevando los colores por bandera, y alzando al equipo a lo más alto una vez más.

También animo a La Mareona a seguir empujando un día más, a pelearlo y a ser en El Molinón el jugador número 12, a darles calor a los guajes y demostrarles que nunca estarán solos. Que el campo sea una olla a reventar.

A toda la ciudad, a los aficionados, a los asturianos… Decirles que cosas más complicadas se han logrado, y que la esperanza es lo último que se pierde. Y a los jugadores decirles que lo hagan por ellos mismos, por la afición, por Abelardo, por Quini, por Preciado… Que luchen con dientes y garras hasta el final, y que lo hagan con la seguridad de que nunca estarán solos, que siempre vamos a estar arropando, y que recuerden, si al final no se consigue… «Ni ahora somos el Bayer Leverkusen ni antes éramos la última mierda que cagó Pilatos».

PUXA SPORTING!

Recogemos lo que sembramos

Nuevos atentados en Bruselas. ONG’s retirándose de los campos de refugiados, devolvemos  a los refugiados al infierno del que huyen… ¡Pero que nos esta pasando!

No hay nada que me enfurezca mas que toda esta situación.Todo el mundo es comprensivo con respecto a las pobres victimas de los atentados de Bruselas pero nadie recuerda que las lanchas que llegan a nuestras costas europeas vienen huyendo de lo mismo que nosotros estamos sufriendo ahora. Me parece tan cruel que por venir en las circunstancias en las que tienen que venir se les de la espalda y solo se les mira con desconfianza. Todas esas mujeres que lo han dejado todo atrás han perdido hermanos, hijos, maridos… Todos esos niños que huyen para que ISIS no les secuestre para hacerles continuar con su caos.

Creamos una desconfianza innecesaria al rededor de los refugiados, y no se nos ocurre nada mejor que hacer que devolverles a Siria. Eso si que da pena, porque siguen siendo personas, personas que buscan en nosotros el refugio que en sus países les falta, y después de haber dejado todo lo que tenían atrás, creo que lo mínimo que merecen es un trato humano.

Por todas estas situaciones, no me siento representada por esta sociedad. Tan cerrada, tan materialista, tan inhumana… En momentos como este me apetecería borrarme del planeta, porque es lo que apetece en muchos momentos. Y luego pretendemos un cambio…dejad que me ría. Es imposible un cambio cuando no dejamos de cometer los mismos errores y tropezar con las mismas piedras, que parece que les hemos cogido cariño.

Termino este post diciendo que es muy fácil refugiarse en el «Je suis Bruxelles» el «Je suis Paris» etc. pero si quereis un «Je suis» que merezca la pena, aferraros al «Je suis contre le terrorisme», que es el único que puede servirnos. Nunca somos ni apoyamos nada hasta que no pasa algo, ¿Por qué hay que esperar para actuar? Si todos nos juntásemos y actuásemos contra el terrorismo de verdad, sin distinciones, todo sería más justo.

 

Nuestra misión es curar al mundo

 París, Siria, Mali… ¿En qué clase de broma se está convirtiendo este mundo?

Siempre he escuchado a mis abuelos hablar de la época de guerra, he estudiado sobre todos los acontecimientos que los ojos de este planeta ha tenido que presenciar en el colegio y he leído libros ambientados en esa clase de situaciones; Lo que nunca pensé es que alguna vez iba a vivirlo.

Es como sentirte la protagonista de cada uno de esos libros, y es una sensación horrible. 2015, y estamos habitando un campo de batalla en lugar de un Edén. Gente que ha perdido por completo el sentido de la humanidad y se llevan por delante vidas como si éstas no tuviesen ningún sentido, y encima se creen con el derecho de hacerlo. Y entonces aparece violencia que contrarresta la violencia, y entramos en un bucle de destrucción del cual, no se por qué motivo, no vamos a salir hasta que no haya un «vencedor».

Y yo me pregunto… ¿Vencedor de qué? ¿Que clase de premio creen que van a ganar? Lo que este mundo necesita, no es una bomba que responda a un disparo, si no un beso que responda a un abrazo. Es un tópico pero…. no me gusta ver como niños pequeños creen que esto es lo normal.

El mundo tiene que volver a recuperar la ternura, la nobleza y la inocencia de los niños, esos que, cuando uno se cae y se hace daño, lo solucionan con un besito en la herida, no con un golpe mayor. Que ponen una tirita para curarse y no le echan mas ácido encima.

No entiendo porqué los grandes dirigentes de este mundo, esos que lo manejan todo con cuatro hilos, destruyen todo aquello que tienen a su alcance. Quizás por miedo, porque se sienten amenazados… y eso es lo que le expresan a la población, tener miedo, esconderse, desconfiar.. Un gran dirigente no es el que envía tropas para asegurarse de que su burbuja de seguridad siga sin explotar, para mí un gran dirigente es aquella persona serena que, desde su puesto, pueda contagiar al mundo de la ternura de un niño en situaciones de adultos.

Confiemos, disfrutamos, riamos, queramos, besemos, abracemos, perdonemos… curemos al mundo, y hagámos que brille como se merece, porque ¿Que es al final el mundo si no aquellos que lo habitamos?

Os dejo con esta maravillosa canción del gran Michael Jackson

 

«Il y a des situations dans la vie que je ne comprendrai jamais»

A raíz de los acontecimientos sucedidos el pasado viernes 13 de noviembre en París, tenía en mente realizar una pequeña entrada con respecto al atentado, dar una opinión sobre el tema, contar algún detalle… he de decir que ha sido entrar en Facebook esta tarde, y pensar «con gente así hablando, mis palabras poco tendrían que hacer».

Una página llamada «IslamCrew», de la cual me declaro fan ya mismo,  ha publicado un vídeo en el que un ciudadano español, concretamente canario, hace ver al mundo lo que es en realidad ser musulman.

Hoy en día, muchísima gente confunde la palabra «musulmán» con «terrorista». se han mezclado los términos, se ha distorsionado la idea… y todo por la ignorancia. Por mucha pena que me de, la ignorancia es una de las cosas que más abunda en este planeta últimamente, es más cómodo sumarse a las ideas de los demás que informarte y crear las tuyas propias. Es más fácil repetir al dedillo lo que lees en el periódico, dice la radio o ves en televisión.

Diciendo esto parece que lanzo piedras contra mi propio tejado. ¿Cómo una persona que estudia periodismo puede decir esto?  Pues precisamente como persona que estudia periodismo digo, que un periodista esta OBLIGADO por los valores que esta profesión implica, a acercar a todo ciudadano la verdad, a contar hechos, y no a crear opiniones públicas dependiendo de cómo les bailen las aguas a ellos mismos. Lo que más lástima me da, es que algunas de esas personas que en el párrafo anterior tacho de «ignorantes» y que «se dejan llevar por la opinión de los demás»… son periodistas.

Es más sencillo llamar terrorista a una persona que tiene el Islam como estilo de vida, que pararse a investigar un poco sobre ello. Es más fácil pensar que todos los musulmanes son iguales a considerar que cada persona, al igual que en todas las ideologías, creencias y religiones, son diferentes. Pues yo os digo amigos, que con las facilidades que os está dando el dispositivo que ahora mismo manejáis y os permite que leer esto, es bastante triste que no «perdamos» diez minutos en documentarnos y crear nuestra opinión propia. Yo ya lo he hecho, y no a raíz del atentado de París, si no hace bastante tiempo ya, y creo que es una religión tan pura y pacífica como pocas.

Hoy, en lugar de salir a la calle con temor de esos vecinos musulmanes que estoy segura que todos tenéis, (es maravilloso ver la diversidad del mundo de hoy, todos diferentes y eso es lo que nos hace únicos) abrid los ojos al mundo, y descubrid. Porque sí, #JeSuisParis, pero sobre todo tendríamos que decír #YoSoyElMundo.

Quiero compartir con vosotros el vídeo de IslamCrew, y el enlace de una canción que ahora mas que nunca el mundo debería considerar un himno. Buenas noches.

VIDEO ISLAM CREW                      IMAGINE – JHON LENNON